Redes Sociales twitter instagram google+ youtube facebook
Inicio de Sesión
Recuperar Contraseña

Tips y cuidados para lavar el bolso de tu peque en la lavadora sin dañarlo.

¿Pensando en meter el bolso de tu peque en la lavadora para limpiarlo?

Estos son los pasos que debes seguir para realizar un lavado correcto. Toma en cuenta nuestras recomendaciones.

Paso #1: Vacía tu mochila.

Saca de tu mochila todos los objetos que puedan dañarse con el agua al momento del lavado. Después de que termines, deja abiertos los bolsillos de modo que todas las áreas se puedan limpiar durante el lavado.

Paso #2: Prepara tu mochila para lavarla.

Quita la suciedad o el polvo que esté al exterior de la mochila. Después de que la suciedad de la superficie ya no esté, utiliza un paño húmedo para frotarla nuevamente y, así, limpiar la tierra o el polvo que quede.

Paso #3: Lee la etiqueta de cuidado de la mochila.

Casi todas tienen una etiqueta que contiene instrucciones para limpiarla. Estas por lo general tienen información sobre lo que se recomienda con respecto al lavado y al secado, de modo que puedas limpiar tu mochila de una manera que no la lastime y garantice su durabilidad.

Paso #4: Trata previamente las manchas.

Aplica un tratamiento previo al lavado para quitar manchas de tu elección a cualquier área manchada de la mochila, pero evita la lejía. Saca cualquier residuo de mancha frotando con un cepillo suave (un cepillo de dientes antiguo) y deja que el tratamiento se asiente por unos 30 minutos. Las manchas saldrán de inmediato cuando laves la mochila.

Paso #5: Lava la mochila.

Colócala en una funda de almohada vieja o una bolsa para lavadora y ponla en la máquina. Agrega una pequeña cantidad (1 a 2 cucharadas) de un detergente suave mientras esta se va llenando de agua. Lava con agua fría o tibia, en un ciclo suave o para ropa delicada.

Paso #6: Seca tu mochila.

Hazla secar por el revés en interiores o exteriores, en vez de ponerla en la secadora. Deja que los bolsillos permanezcan abiertos, de modo que se seque por completo y de manera uniforme.

Otros consejos:

  • Cualquier bolsillo o tira desprendible debe quitarse y limpiarse por separado. Esto se debe a que estas partes son más pequeñas, y, en consecuencia, podría engancharse en la lavadora y causar estragos.
  • Asegúrate de que la mochila esté completamente seca antes de usarla otra vez o guardarla. Dejarla húmeda puede incrementar las probabilidades de que le crezcan hongos.

Lee también nuestro artículo “Cómo lavar el morral de tu peque sin dañarlo” Recuerda que nuestras tiendas podrás encontrar variedad artículos escolares para tu peque. ¡Visítanos, te esperamos!

Visita Tu Tienda OnLine | General Import

© 2008 General Import C.A, RIF J-00016059-7. Todos los derechos reservados. | Elaborado por: Tend Asesores C.A