Redes Sociales twitter instagram google+ youtube facebook
Inicio de Sesión
Recuperar Contraseña

Trucos para limpiar una olla quemada

limpieza-de-olla-quemada

A todos nos ha pasado alguna vez que una de nuestras ollas ha terminado con el fondo quemado por accidente o mala praxis en la cocina, y aparentemente no hay solución que pueda redimir el daño, y devolverle el aspecto que tenía anteriormente.

Sin embargo, a continuación te ofrecemos algunos trucos que te sacarán de apuros, y sobre todo, te devolverán la sonrisa al ver nuevamente reluciente tu olla.

¡Toma nota!

1. Agua y sal. Si tu olla no se ha quemado mucho, y la comida no está demasiado adherida, este truco es ideal, además de sencillo. Lo primero que debes hacer es dejar la olla bien limpia para que quede el menor resto de comida quemada posible.

Límpiala como de costumbre, con agua bien caliente, detergente y una esponja suave. Luego, cubre toda la parte quemada de la olla con agua caliente y añade dos cucharadas de sal. Deja la olla en remojo al menos 15 minutos, y frótala con un cepillo o una almohadilla de nailon para quitar la comida quemada.

limpieza-de-olla-quemada-1

Si todavía quedan restos, vuelve a poner agua y sal en la olla, y ponla a hervir. Deja enfriar un poco la olla, y ya podrás limpiar los restos.

2. Agua caliente y detergente. Cubre la parte quemada con agua caliente, y añade detergente de lavar los platos. Después, ponla a hervir a fuego lento, tapada, para evitar que la espuma caiga. Cuando haya hervido, retírala del fuego, y espera a que se enfríe un poco para que puedas meter la mano dentro y frotar suavemente la comida adherida con una almohadilla de nailon.

3. Vinagre blanco. Si tu olla es de acero inoxidable, este truco casero te vendrá genial para limpiarla sin estropearla. Cubre la parte quemada con vinagre blanco, y ponla a hervir al menos cinco minutos. Pasado este tiempo, retírala del fuego, y deja que se enfríe un poco para que puedas frotar la comida restante con la esponja y limpiarla.

limpieza-de-olla-quemada-2

4. Bicarbonato de sodio. Espolvorea bicarbonato de sodio en el fondo de la olla, añade una cucharada de agua, y ponla a hervir a fuego lento. Cuando hierva, déjala unos cinco minutos y retírala para que puedas limpiarla. Si la olla también tiene los lados quemados, tendrás que agregar media taza de bicarbonato de sodio por cada 3,75 litros de agua, y llevarla a hervor.

limpieza-de-olla-quemada-4

5. Lejía. Este truco casero es sólo para ollas muy quemadas; así que si la tuya tiene poca comida adherida, no lo utilices. Cubre la parte quemada con agua y añade un poco de lejía, siempre es mejor ir poco a poco, y tener que añadir más si la cantidad es insuficiente, a pasarnos.

Hierve la mezcla de agua y lejía, y déjala unos minutos. Es muy importante que hagas este truco casero con cuidado, y no respires el vapor que se desprende. Déjala enfriar un poco, y límpiala con delicadeza. No olvides utilizar guantes para una mayor protección.

¡No olvides que en nuestras tiendas encuentras variedad de ollas, sartenes y variedad de utensilios de cocina! Te esperamos.

© 2008 General Import C.A, RIF J-00016059-7. Todos los derechos reservados. | Elaborado por: Tend Asesores C.A